Cualquier propietario antes de poner su piso en alquiler tiene que darlo a conocer. Actualmente la manera más popular de publicitar un piso de alquiler entre posibles inquilinos son los portales inmobiliarios online. Para conseguir que tu piso atraiga la atención del máximo número de personas posibles hay que realizar una selección cuidadosa de las fotos que se utilizan como reclamo. Desde Habemus te damos algunas claves para que tu casa llame la atención de los mejores inquilinos. Te damos algunos consejos para decorar un piso para alquilar que son útiles tanto si el arrendatario ve las imágenes en un ordenador como si acude a una visita física.

Cuelga algo de arte en las paredes

 Poner algunos cuadros en las paredes le dará a tu casa un aspecto cálido e invita a la persona que ve las fotos a ‘entrar’ en la habitación. Además, está técnica también te puede ayudar a dar sensación de amplitud y transmitir la sensación de que una estancia es más grande de lo que realmente es.

Prepara la mesa para una comida con invitados

Este consejo se aplica sobre todo si vas a enseñar tu casa presencialmente. En primer lugar, si preparas la mesa de manera elegante -pero sin estridencias- como si estuvieras esperando invitados para cenar, darás sensación de profesionalidad ante los potenciales arrendatarios a los que enseñas el piso. Además, los candidatos a inquilinos tienden a imaginarse a sí mismos en la casa en ocasiones especiales -como celebraciones o una comida de Navidad-, y si la mesa está preparada para muchas personas puedes ayudar a hacer volar su imaginación.

Decora con plantas de interior

Está demostrado que las plantas tienen un efecto tranquilizador en las personas y influyen positivamente en el estado de ánimo. Además, también ayudan a purificar el aire de una habitación. Por otra parte,  es buena idea escoger plantas que no necesiten cuidados demasiado intensivos y, de esta manera, podrás despreocuparte de atenderlas permanentemente mientras dure el proceso de decorar un piso para alquilar. 

Coloca algunos cojines en el sofá

Poner algunos  cojines, e incluso mantas, en el sofá y los sillones siempre es una buena idea. De esta manera conseguirás que tu casa no parezca simplemente una imagen de catálogo, y darás la sensación de que alguien verdaderamente vive ahí. Además, también pueden servir para ocultar o disimular ciertas partes de la estancia que no te interese mostrar.

Cuelga espejos

Es un hecho que los espejos consiguen dar el efecto de amplitud y apertura a una estancia. Además, si estás mostrando tu piso en directo a los potenciales inquilinos, el espejo les permitirá verse a sí mismos en la casa que se están planteando alquilar.

Reparte algunos libros por la casa

En nuestro día a día estamos rodeados de tecnología. Justamente por este motivo, repartir unos cuantos libros por la casa puede tener un efecto desestresante e incluso nostálgico.

Los jarrones de cerámica son una buena idea

Los jarrones de cerámica son una buena solución para darle algo de textura a una habitación. Aunque su valor práctico es muy relativo, los jarrones pueden dar un aire elegante y sofisticado a una habitación.

No te olvides de los baños

Dale algunos toques de calidad a los baños. Unas toallas de mano blanca enrolladas encima de alguna encimera -como las que hay en los hoteles- pueden ser una buena idea.

 

Nueva llamada a la acción